Cuando fue creada la rueda no sabían el alcance de su propio invento, no llegaron a imaginar que el mundo se llenaría de coches con cuatro de ellas, además de millones de usos más.

Con las redes sociales pasa lo mismo, fueron creadas con el fin de conectar a las personas pero todavía no hemos llegado a descubrir ni la mitad de su potencial ni de los usos y ventajas que nos pueden llegar a ofrecer.

Las RR.SS. son más que retuitear en Twitter, poner mil hashtags para etiquetar una imagen en Instagram o crear anuncios carrusel en Facebook. Tan solo hay que ser exploradores y conectar las funciones que nos brindan las plataformas con buenas ideas para crear grandes campañas que impacten al usuario por ser algo que aún no ha visto antes.

Es cuestión de dar un uso nuevo a algo tan conocido como los tuits o los hashtags. Estos son algunos ejemplos que lo demuestran:

En el restaurante Comodo en Nueva York, se dieron cuenta de que todos sus clientes posteaban su comida en Instagram y crearon un hashtag que incluyeron en su carta, de manera que convirtieron su cuenta de Instagram en su propia carta visual gracias al contenido creado por sus clientes.

Otro caso de éxito fue el de Volkswagen, consiguiendo más de 150.000 tuits en ocho horas. La acción consistía en que el usuario tuiteara con el hashtag #Polowers para conseguir un Polo gratis. Crearon una landing para esta campaña conectada con Twitter en la que coche avanzaba a medida que se publicaban los tweets. Cuando el coche se parara, el primero en cabeza se lo llevaba.

Algo más sutil y directo al target, es el ejemplo de Kleenex en Facebook en el que la marca comenzaba una conversación con aquellos que habían posteado estar enfermos, acabando en un envío físico de sus productos para su mejora, en este caso la marca aparece en el momento necesario.

Y para terminar, una gran acción de Burger King: Whopper Sacrifice. La marca aprovechó para ser valiente y retar a sus usuarios a que demostrasen su verdadero amor por su producto estrella, teniendo que eliminar a diez amigos de su Facebook para poder ganar un whopper gratis. Una acción tan atrevida que fue la última que dejó hacer Facebook con este método a las marcas.

Así que como os dije al principio, queda mucho por descubrir aún en las redes sociales. Solo se trata de ser creativos y unir sus funciones para crear campañas originales que sorprendan al usuario acostumbrado a ver siempre lo mismo en su muro.

Marta Rivas
Creative Art en Arroba

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. CERRAR