El público consume contenido. Al público le gusta el contenido. El público interactúa con el contenido. El público valora el contenido. El público comenta el contenido. El público comparte el contenido. El público reproduce contenido. El público crítica el contenido. El público acepta el contenido. El público disfruta el contenido.

El público también crea contenido. El público lee contenido. El público visualiza contenido. El público escucha contenido. Incluso, el público saborea y huele contenido. El público quiere contenido.

Aquí podemos encontrar un ejemplo conocido por todos y muy cercano a un proyecto en el que estamos ahora mismo envueltos y que en pocas semanas verá la luz. Lego La Película, está considerada una de las principales piezas de branded content de la historia:

Los medios ofrecen contenido. Los medios prefieren contenido. Los medios mueven contenido. Los medios agradecen el contenido. Los medios comunican contenido. Los medios controlan los contenidos. Los medios emiten contenido. Los medios quieren contenido.

Los anunciantes piden branded content. Los anunciantes también piden storytelling. Los anunciantes quieren decir contenido. Los anunciantes saben que necesitan contenido. Algunos anunciantes empiezan a confiar en el contenido. Los anunciantes saben de la importancia del contenido. Y saben que el público quiere contenido. Los anunciantes quieren contenido.

Otro ejemplo es el realizado por mis amigos de The Royal Family Films, productora encargada de crear la siguiente entrevista/documental, o como también se suele llamar, Fashion Film, de Carolina Herrera, para consumo digital:

CH 35th Anniversary/PUIG from The Royal Family Films on Vimeo.

Las agencias piensan contenidos. Las agencias crean contenido. Las agencias producen contenido. Las agencias distribuyen contenido. Las agencias recomiendan contenido. Las agencias quieren contenido.

Las marcas necesitan contenido. En definitiva, todos queremos contenido…

 

Jorge Solís
Director de Desarrollo de Negocio en Arroba