Existen muchos artículos y “estudios” sobre el papel de la mujer en la industria publicitaria, por lo que este va a ser más un punto de vista, el mío. Cada uno tiene una opinión al respecto, pues bien, esta es la mía, la de una mujer creativa de 30 años.

Para empezar voy a abordar esta conversación contigo desde dos puntos de vista, el de la mujer en publicidad y el de la mujer haciendo publicidad.

No voy a hablar demasiado sobre cómo ha sido reflejada la mujer en la publicidad, simplemente busca anuncios y reflexiona. Hoy en día esto está cambiando, aunque queda mucho por recorrer, pero parece que los publicistas han reflexionado sobre el tema y ahora no se sienten a gusto tirando de estereotipos por miedo a ser tachados de sexistas. Es más, ahora mismo todo el mundo habla sobre esto, reniega de la publicidad machista y se pone medallas, pero entonces ¿quién estaba haciendo la publicidad si todos somos tan políticamente correctos? Esto no va de buscar culpables, pero sí se debería asumir y reflexionar, solo entonces se podrá cambiar.

Si la publicidad es un reflejo de la sociedad y pretende tener una labor social, debería reflejar a mujeres seguras, luchadoras, deportistas, jefazas y autosuficientes, al igual que hombres sensibles y preocupados por el hogar y sus hijos.

El segundo punto es el que me toca (aún más) de cerca. Me voy a centrar en la mujer creativa aunque seguramente se extienda al resto de departamentos de una agencia e incluso anunciantes.

Lo primero que se nota es la poca visibilidad que tienen las mujeres, ¿dónde están los referentes? Porque los hay y muy buenos. Algunos dirán que es porque existen muy pocas figuras femeninas en puestos directivos, correcto. Pero es que además de eso, esas pocas mujeres han sido silenciadas, sí, silenciadas. ¿Cuántas mujeres han participado como jurados de festivales? ¿Cuántas han sido citadas como referente en una clase? ¿Presidentas de festivales? ¿Premiadas? ¿Entrevistadas en medios del sector?…

Año 2017, por fin una mujer es presidenta del festival de publicidad más importante de nuestro país, enhorabuena, por fin habéis encontrado una mujer digna de este honor, Uschi Henkes (https://www.linkedin.com/in/uschi-henkes-0406b216/). Os animo a conocer a esta súper mujer y a que os preguntéis por qué se ha tardado tanto en darle este puesto.

Me gustaría pensar que los logros que hemos conseguido son fruto de una mayor concienciación, y creo que en cierta manera es así, pero también pienso que es parte de una presión que hace que las agencias y colectivos quieran estar con las mujeres. ¿Con la que se está liando quién no iba a querer estar con nosotras?

Mucha culpa de esto la tiene la asociación Más Mujeres , a la cual tengo casi la obligación de nombrar por su gran papel en nuestra industria. Por darnos un refugio en el que todas nos sentimos seguras, porque juntas somos mejores.

Pero, ¿es cierto que las agencias están de nuestro lado? Porque las cifras dicen que aunque en puestos más juniors somos una mayoría la realidad es que en los directivos no estamos ni a la sombra de ellos. Dirán que es porque abandonamos nuestra carrera por una vida familiar, pero lo cierto es que nos echan, dejan escapar el talento. ¿De verdad se puede conciliar una vida (no importa si familiar) con nuestro puesto de trabajo? Yo no sé vosotras, pero podría decirse que en pocas ocasiones tengo el placer de salir a mi hora.

Otra gran mentira: Las mujeres cobran menos porque están en puestos de menor responsabilidad. Véase el párrafo anterior. Claro que sí, la proporción de salarios es menor porque hay menos mujeres directivas, pero ¿por qué hay menos mujeres directivas? Círculo vicioso.

La gran mentira desde el principio de los tiempos: A las mujeres se os dan mejor los productos que son para vosotras, ejemplo compresas. ¿De verdad? Y tú puedes hacer un anuncio de Ferraris porque todos los días vienes a la agencia conduciendo uno ¿no? El absurdo cae por su peso. El creativo tiene una labor de investigación del producto sobre el que crea, os animo a investigar temas de “mujeres” a lo mejor así empatizamos más. Lo que no es normal es que la mujeres hagan publicidad de “sus productos” y el anunciante ponga la regla azul porque le da asco, coherencia por favor. Pasemos página del episodio de Mad Men en el que Peggy entró en el equipo para anunciar medias.

Cierro este coloquio animando a todas mis compañeras a investigar sobre asociaciones y mujeres de la industria publicitaria. Existen muchas (no tantas directivas como nos gustaría), algunas incluso han logrado compaginar éxito y vida. Son nuestro referente y la esperanza de que se puede y estamos en el camino.

Y para agencias y anunciantes, basta ya de medallitas de chocolate con el título de “Mejor X del mundo”. Si estáis con nosotras estáis con nosotras, de forma real y coherente. Somos vuestras compañeras y os necesitamos.

Anexo: Este año en el festival CdeC se le ha otorgado el CdeC de honor a Karin Leiz, una gran mujer que ha dedicado unas palabras en relación al premio que hacen que se nos saltan las lágrimas y pensemos, y mucho, sobre ello.

Un regalo de Karin Leiz para los socios

Desirée Heranz
Directora Creativa en Arroba

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. CERRAR